Productos

Cítricos

El género Citrus cuyo término común es cítrico, designa las especies de grandes arbustos o arbolillos perennes (entre 5 y 15 m) cuyos frutos o frutas, de la familia de las Rutáceas, poseen un alto contenido en vitamina C y ácido cítrico, el cual les proporciona ese típico sabor ácido tan característico. Oriundo del Asia tropical y subtropical, este género contiene tres especies y numerosos híbridos cultivados, inclusive las frutas más ampliamente comercializadas, como el limón, la naranja, la lima, el pomelo, lamandarina, con diversas variedades que dependen de la región en la que se cultive cada una de ellas.

Su fruto es un hesperidio, característico del género.

Debido a la facilidad de hibridación de los cítricos, todos los cultivos para uso comercial se obtienen injertando las especies cultivares deseadas sobre plantones seleccionados por su resistencia a las enfermedades.

Caqui

El caqui (del género Diospyros) es el nombre genérico de varios árboles cultivados por sus frutos llamados caquis (/kaki/). Etimológicamente procede del japonés kaki.

La especie de la que se recibe el fruto su nombre es D. kaki, mientras que D. loto y D. virginiana se utilizan como portainjertos de la primera.

Son árboles de la familia del ébano (Ebenaceae) de hasta 12 metros de altura, caducifolios y que pueden ser de floración monoicadioica o hermafrodita, en el cultivo suelen utilizar los tipos monoicos y sólo los pies femeninos para evitar a través de la partenocarpia la formación de semillas. El fruto es una baya con el cáliz pegado que puede ser astringente (por la presencia detanino) y entonces se da una maduración completa en el árbol o no astringentes y de maduración completa después de la cosecha. Tiene la particularidad de que no se puede consumir en el momento de la recolección, ya que necesita un proceso de sobremaduración debido a su aspereza, por lo que se suele tratar antes untándolo con alguna clase de bebida alcohólica fuerte, como el coñac, el aguardiente o la cazalla.